Administración de Riesgos

BMV: SAREB

La capacidad de SARE para recalibrar dinámicamente su estrategia de negocios en respuesta a los cambios en el entorno económico y sectorial se encuentra complementada por una administración activa, eficiente y estratégica de riesgos.

Administración de riesgos de capital

SARE administra su capital para asegurar que tendrá la capacidad de continuar como negocio en marcha mientras maximiza el rendimiento a sus accionistas a través del uso óptimo de los saldos de deuda y capital, y la reducción gradual de los niveles de apalancamiento. Esto, de la mano del plan de desincorporación de activos no estratégicos, la finalizada reestructuración de los esquemas de pago de la deuda con costo y el flujo de efectivo de los desarrollos inmobiliarios reactivados, soportará el fortalecimiento de la estructura de capital de la Compañía en esta nueva etapa de crecimiento.

Administración del riesgo de liquidez

SARE tiene acceso a una amplia gama de fuentes de financiamiento para cubrir sus diversos requerimientos de inversión o capital de trabajo, que van desde créditos simples con garantía hipotecaria hasta emisión de certificados bursátiles. Asimismo, la Compañía tiene como política únicamente llevar a cabo transacciones con instituciones de reconocida reputación y alta calidad crediticia. En complemento al financiamiento bancario y bursátil, SARE cubre sus necesidades financieras mediante la aplicación de las siguientes iniciativas:

  1. Programa de preventa para el segmento de vivienda media y residencial
  2. Plan de desinversión de activos no estratégicos
  3. Reactivación de las operaciones inmobiliarias en desarrollos estratégicos, que aporten recursos frescos a la Compañía
  4. Reestructuración de pasivos orientada a la preservación de los niveles de liquidez de SARE

Administración del riesgo de crédito

SARE utiliza un sistema externo de calificación crediticia para evaluar la calidad crediticia del cliente potencial y definir los límites de crédito por cliente. Los límites y calificaciones atribuidos a los clientes son realizados por las instituciones públicas y privadas que son las que otorgan los créditos hipotecarios directamente a los clientes. El 100% de las cuentas por cobrar a clientes que no están vencidas ni deterioradas, tienen la mejor calificación de crédito atribuible de acuerdo al sistema externo de calificación crediticia usado por la Compañía. Ningún cliente de SARE representa más del 5% del saldo total de las cuentas por cobrar a clientes.

Administración de riesgos de mercado

Para mitigar la volatilidad en los ingresos resultado de la estacionalidad propia de la industria de la vivienda y la variabilidad en los tiempos de construcción de cada prototipo de vivienda, SARE ha diversificado los segmentos de mercado, los prototipos de vivienda, así como los esquemas de financiamiento. Adicionalmente, se ha ampliado la presencia geográfica incursionando en otros Estados de la República Mexicana.

Administración de otros riesgos de mercado

Con la finalidad de minimizar el impacto de cualquier alza en el costo de materiales de construcción, especialmente acero y concreto, y mano de obra sobre los resultados de SARE, así como mantener un costo competitivo de sus viviendas, la Compañía ha fijado la estrategia de celebrar contratos de abastecimiento por proyecto y mantener acuerdos de pago con los proveedores.

SARE sostiene negociaciones anuales por grandes volúmenes de materiales con proveedores o distribuidores cercanos a las obras, así, permitiéndole generar importantes economías de escala. Mientras que en el caso de la mano de obra, la Compañía mantiene la política de subcontratar mano de obra de acuerdo al trabajo realizado bajo un esquema de pago hora-hombre.

En el pasado, SARE no ha experimentado retrasos significativos en los proyectos construidos debido a escasez de materiales o problemas laborales.

Administración del riesgo de tasa de interés

SARE obtiene financiamientos bajo diferentes condiciones y esquemas de cálculo de intereses, incluyendo tipos de interés a tasa variable. Con la finalidad de reducir su exposición a riesgos de volatilidad en tasas de interés, la Compañía ha recurrido a la contratación de instrumentos financieros derivados, comúnmente llamados swaps de tasa de interés, que convierten su perfil de pago de intereses de tasa variable a fija. La negociación con instrumentos derivados se realiza sólo con instituciones de reconocida solvencia y reputación. Adicionalmente, las políticas de la Compañía establecen claramente la imposibilidad de realizar operaciones con instrumentos financieros derivados con propósitos especulativos.

Administración del riesgo cambiario

SARE considera que no tiene exposición relevante en riesgos de moneda extranjera.